Chocolate belga de primera calidad
100% manteca de cacao puro, sin OGM.
Sin conservantes ni colorantes 

carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Livraison offerte
    Nuestra selección gourmet
    Derniers articles

    Nuestra página web, disponible ahora en español!

    16/06/2017

    ¡Bienvenido(a) a nuestra página web, disponible ahora en español!

    Estamos orgullos de poder compartir con usted el universo Planète Chocolat y nuestra pasión por el chocolate belga tradicional. ¡Descubre un mundo lleno de pralinés, trufas, chocolatinas,...

    Lire la suite
    Derniers articles

    CHOCOLATE BELGA

    10/05/2017

    ¿Cómo es posible que el chocolate belga tenga tanta reputación en todo el mun

    La reputación del chocolate belga se ha construido sobre la base de varias razones objetivas. En primer lugar, es importante saber que los [...]

    Lire la suite
    Síguenos
    Actualidades
    Derniers articles

    Nuestra página web, disponible ahora en español!

    16/06/2017

    ¡Bienvenido(a) a nuestra página web, disponible ahora en español!

    Estamos orgullos de poder compartir con usted el universo Planète Chocolat y nuestra pasión por el chocolate belga tradicional. ¡Descubre un mundo lleno de pralinés, trufas, chocolatinas,...

    Lire la suite
    Derniers articles

    CHOCOLATE BELGA

    10/05/2017

    ¿Cómo es posible que el chocolate belga tenga tanta reputación en todo el mun

    La reputación del chocolate belga se ha construido sobre la base de varias razones objetivas. En primer lugar, es importante saber que los [...]

    Lire la suite
    Síguenos
    Preguntas

    Planète Chocolat es una chocolatería belga artesanal en el corazón de Bruselas, cerca del famoso Manneken-Pis y la Grand Place.

    El chocolate se hace en la tradición de excelencia desde el año 1991 por un equipo de chocolateros apasionados usando su creatividad para combinar el buen gusto del chocolate belga a nuevas formas. Planète Chocolat pretende defender el lugar que ocupa el arte en el sector alimentario, un arte efímero, pero constantemente experimentado. Nuestros ingredientes gozan de la prestigiosa imagen de Bélgica, lo que nos decidió a hacer lo mismo con la forma de determinados productos. Así, resolvimos que nuestros bombones fueran diseñados por artistas belgas representantes de tendencias artísticas diversas. De este modo, nuestras pequeñas porciones de chocolate belga se han convertido en auténticos embajadores de Bélgica en el extranjero. El buen chocolate es belga. Sin duda alguna. El buen chocolate es un arte. Desde luego.